La alergia al polen puede causar diferentes síntomas.

Los más comunes son:

lagrimeo

picor

enrojecimiento ocular

rinitis alérgica o fiebre del heno

o inflamación de la mucosa nasal, que causa congestión y goteo nasal.

¿Sabrías cómo diferenciar alergia de resfriado?

Hay que fijarse en la duración de los síntomas:

los resfriados raramente duran más de 2 semanas, pero las alergias pueden durar el tiempo que se esté expuesto a la sustancia que desencadena la reacción alérgica.

En el caso de rinitis alérgica estacional, los síntomas aparecen en primavera y verano porque el desencadenante es el polen de gramíneas y árboles; en el caso de la rinitis alergica perenne los síntomas se prolongan todo el año porque los desencadenantes pueden ser ácaros del polvo o pelo de mascotas, presentes todo el año.

Para aliviar los síntomas disponemos de medicamentos antihistamínicos, y siempre es recomendable que se usen bajo la recomendación de un profesional.